ISABELLA OPORTO, PSICOPEDAGOGA RESCATE LECTOR REMOTO

“Desde mi labor educativa como profesional del Rescate Lector Remoto, destaco la enseñanza del aprendizaje lector que realizamos en Fundación AraucaníAprende. Como equipo estamos consientes de nuestro aporte diario para que un niño o niña aprenda a leer. Principalmente, porque la modalidad a distancia en la que hoy apoyamos el aprendizaje de la lectura surgió en medio de la pandemia, mientras las escuelas cerraban sus puertas a profesores y alumnos.

Nos sentimos orgullosos de ser parte del compromiso por aprender de cada niño y sus familias. Trabajamos con dedicación y adecuándonos a sus condiciones, para ser un aporte para ellos y contribuir al rol preponderante que la familia tiene en el fomento y refuerzo del aprendizaje lector. Pues nuestra responsabilidad reside en que sean cada vez más los niños lectores en nuestra región, sin importar que sus aprendizajes se concreten fuera de sus escuelas y salas de clases.

Hoy a través de whatsapp, que es más accesible para todos, realizamos videollamadas. Es así como llegamos a los hogares de nuestros alumnos para cultivar la lectura y abrir su imaginación; permitiendo con ello sus aprendizajes en otras asignaturas. En este proceso, trabajamos con las familias, ya que sin ellas no podríamos apoyar la enseñanza de la lectura. Son ellas las que nos permiten concretar el diagnóstico inicial, con el cual identificamos el nivel lector del estudiante. Para dar paso a dos sesiones a la semana, en las que trabajamos específicamente la necesidad de aprendizaje detectada; entregando acompañamiento profesional a los niños y sus familias, proporcionando material adecuado para su proceso lector y enseñando a las familias cómo deben apoyar al estudiante en su aprendizaje.

Cada progreso en el aprendizaje lector de los niños del Rescate Lector Remoto, son parte del un trabajo colaborativo, en el cual todos somos un engranaje importante para que el estudiante sea un lector activo. Es por ello, que siento mucha felicidad cuando nos conectamos y los apoderados me comentan que sus hijos han podido leer algo en la televisión o en la calle. Sin duda es una alegría que nos invade a todos.

Son kilómetros los que me separan de mis pequeños estudiantes y no tenemos la posibilidad de conocernos en persona. Sin embargo, la enseñanza de la lectura a través de esta modalidad nos ha permitido generar un vínculo cercano, ya que si bien mis clases son online, estoy dentro de sus casas dos días a la semana, siendo totalmente parte de su contexto, por lo que es mi deber como profesional acompañar a las familias más allá de los procesos educativos, para hacer posible que les demuestren a sus hijos interés por la lectura y que les enseñen que pueden ser más independientes con este aprendizaje.

 

Todos hemos tenido que adaptarnos a la enseñanza a distancia. Lo positivo de esto, es que hemos sabido aprovechar las oportunidades para que los niños y niñas sigan aprendiendo. Demostrándoles a las familias, que la tecnología puede apoyar educativamente a sus hijos, por lo que me da mucho gusto, cuando se comprometen por un objetivo en común que en este caso es que un integrante de la familia aprenda a leer”.

Gretchem Ziem

Profesora Primer Año Básico Escuela Particular San Juan de Temuco

Inés Saldías

Profesora Rescatista Escuela Andrés Bello de Temuco