PILAR SÁEZ, DIRECTORA ESCUELA EL CRUCERO

“Como Directora y profesora de la Escuela El Crucero, quiero compartir una experiencia que durante este año 2020 tuvimos el privilegio de vivir como equipo directivo y docente, junto a nuestros alumnos y sus familias. Experiencia que recomiendo a todas las comunidades educativas porque los resultados obtenidos son realmente impresionantes.

Nuestra escuela está ubicada en un sector rural, en el kilómetro 10 camino Tromén Mallín. Por lo que al presentarse la emergencia sanitaria y sus efectos correlativos que llevaron a su cierre, se nos dificultó bastante fortalecer las habilidades, conocimiento y actitudes de nuestros alumnos. Incluso enviando guías y material concreto veíamos que no era suficiente, pues los padres no cuentan con las herramientas necesarias para apoyar los aprendizajes de sus hijos.

Sin poder retomar las clases presenciales, nuestra preocupación se centraba en cómo poder trabajar en el proceso lector de los niños de primero básico. Y, además en cómo fortalecer los aprendizajes de los alumnos del programa de integración, quienes venían con un desfase. Para nosotros era primordial dar continuidad a sus procesos de aprendizaje y poder medir sus avances en el tiempo.

No estábamos dispuestos a que este 2020 fuese un año perdido para nuestros niños. Conscientes que debido a la pandemia no era factible trasladarlos al establecimiento y, que en sus hogares no contaban con internet para reforzar los contenidos entregados; involucrar a las familias era complejo porque en el área rural los padres deben realizar variadas actividades que demandan tiempo, como son realizar labores del hogar, el cuidado de animales y huertos.

En medio de esta preocupación latente, Carlos Dreves, Director Ejecutivo de Fundación AraucaníAprende, se acercó a nuestro establecimiento para invitarnos a participar del Proyecto GraphoMóvil, el que con uso de la tecnología permitiría que el aprendizaje lector de nuestros alumnos se concretara en sus hogares. Decidimos participar. Lo primero fue visitar las familias de cada estudiante para explicarles en qué consistía el proyecto, su funcionamiento y todas las medidas de higienización que se utilizarían en el furgón para movilizar a la docente que apoyaría a los estudiantes en su aprendizaje lector.

Los alumnos y apoderados estaban felices esperando que llegara el furgón para comenzar a trabajar. Los comentarios siempre fueron positivos y el avance de los estudiantes en el proceso lector sorprendente. Los niños estaban motivados por aprender a través de lo que para ellos era un juego entretenido. A su vez, las madres observaban como sus hijos iban trabajando no solo el proceso lector. Sino que además, reforzaban la escritura con tareas que les entregaba la docente y préstamo de libros de la biblioteca móvil. Lo que se complementó con el envío de material por parte de la educadora diferencial del establecimiento-para fortalecer los procesos de aprendizaje-favoreciendo que los padres se involucraran en este desafío.

Para nuestro establecimiento fue un gran regalo haber podido participar del Proyecto GraphoMóvil, porque todos los niños de primero básico estaban leyendo en octubre y los estudiantes del programa integración con desfase fueron nivelados en su proceso lector. No me queda más que agradecer a Fundación AraucaníAprende e invitar a todos los establecimientos a participar, porque no hay nada más emocionante para un docente el escuchar las primeras palabras leídas por nuestros queridos estudiantes”.

Gretchem Ziem

Profesora Primer Año Básico Escuela Particular San Juan de Temuco

Inés Saldías

Profesora Rescatista Escuela Andrés Bello de Temuco

Pilar Sáez