EL DESAFÍO PERMANENTE DE VOLVER A ENSEÑAR DE LA PROFESORA RESCATISTA LILIAN RETAMAL 

Foto Lilian Retamal 1
Foto Lilian Retamal 1

press to zoom
Foto Lilian Retamal 1
Foto Lilian Retamal 1

press to zoom
1/1

"Por casi 30 años volqué mi vida a la enseñanza y si bien, mis primeros pasos vinculada a la educación fueron en el rol de inspectora, cumplí esa función con la esperanza de que en algún momento pudiese integrarme al equipo docente para desempeñarme en mi profesión como profesora de lenguaje. Y fue en esos primeros acercamientos en la sala de clases, que los niños y su alegría marcaron mi vida y trazaron mi camino con pasión por la educación.

 

Para mi los niños siempre han sido motivo de alegría y fundamentales en mi vida, cuando estoy con ellos no existe ningún dolor. Llevaba dos años jubilada cuando me enteré que Fundación AraucaníAprende necesitaba profesoras jubiladas, y quise recuperar esa alegría en mi vida. Me interesó y me motivó el desafío de integrarme al gran equipo de la Fundación para apoyar a niños con dificultades para aprender a leer. Esta experiencia ha sido muy significativa para mi vida, todo un aprendizaje, el que ha ido de la mano con un gran proceso de adaptación a la pantalla de un computador.

 

Anhelaba volver a enseñar activamente como docente, y trabajar de forma online siendo parte de una nueva experiencia para la que tuve que aprender nuevas herramientas tecnológicas, es a diario desafiante. Aun así, me involucré en esta nueva forma de enseñanza, para la cual si bien no me sentía preparada, aprendí rápidamente para desarrollar y llevar a cabo con éxito mi trabajo.

 

El año 2020 fue muy significativo para mí y para mis compañeras del Rescate Lector Remoto, logramos sortear y superar las fallas de conectividad de internet para poder llegar a los hogares de nuestros alumnos y sus familias, generando acercamientos verdaderamente emotivos entre profesora y estudiante. En este contexto, es que puedo decir que para mí lo más importante de esta experiencia ha sido el vínculo y la relación hermosa que he logrado establecer a través de la pantalla con mis alumnos.

 

A lo largo de mi experiencia he corroborado que los niños necesitan de respaldo para aprender. Sentirse seguros de lo que están aprendiendo es el mejor aliciente para proseguir en sus aprendizajes, por lo que en mis clases no existe el “no, no puedo” y siempre busco la manera para que todos mis niños puedan aprender de acuerdo a sus habilidades. Los padres han sido fundamentales en ello, su participación activa en el aprendizaje de sus hijos por medio de refuerzos positivos-como los denomino yo- como son los aplausos y abrazos que les dan en cada objetivo o lectura lograda con éxito, hace que todos conformemos un gran equipo.

 

Los niños me transmiten vida, son una razón para continuar en esta labor que me satisface, apasiona y llena mi espíritu de alegría. Formar parte de este equipo ha sido un aprendizaje constante, un desafío permanente, para alcanzar metas que no había imaginado. He recibido tanto amor de parte de los pequeños y sus padres, a tal punto, de querer hacerles clases más allá del tiempo determinado, porque uno de los objetivos que me he propuesto es que ningún niño al que deba apoyar en su aprendizaje quede sin aprender a leer fluidamente y comprenda lo que está leyendo. He tenido logros significativos, muy satisfactorios con ellos en el aprendizaje de la lectura y la comprensión. Los que por cierto, también son logros para mí”.

Gretchem Ziem

Profesora Primer Año Básico Escuela Particular San Juan de Temuco

Inés Saldías

Profesora Rescatista Escuela Andrés Bello de Temuco