RESCATE LECTOR REMOTO CONCRETA EL APRENDIZAJE LECTOR CON SESIONES PERSONALIZADAS

Foto Luis Polanco y Bastián
Foto Luis Polanco y Bastián

Foto Luis Polanco y Bastián
Foto Luis Polanco y Bastián

1/1

“Es una ayuda tremenda para nosotros como familia, que mi hijo Bastián sea parte del Rescate Lector Remoto. Por la pandemia nos tocó sacrificarnos y decidimos que yo me quedara en casa cuidando a Bastián y que mi señora que trabaja en el hospital siguiera yendo, por lo que para mi como papá el programa de la Fundación se convirtió en una ayuda tremenda.

En las clases online de su curso, Bastián no lograba captar la información, esto pasaba porque la profesora de su colegio tenía que enseñarles a todos los niños-y se entiende- y como mi hijo tiene problemas de aprendizaje se perdía con tantos niños participando. Cuando ingresó al rescate fue una ayuda tremenda para él, porque la clase era personalizada y lograba entender el mensaje que le entregaba la Tía Sara.

A medida que pasan las sesiones, día a día veo avances concretos. La ayuda que le ha dado la Tía Sara a Bastián ha sido súper potente, formó un lazo afectivo con él, fortaleciendo su seguridad. Ella refuerza la clase anterior, logrando que Bastián capte y guarde información como las vocales y los números y, que tenga interés de participar, porque él trabaja con ella porque quiere y no por una obligación. Ha sido un gran apoyo porque con lo que le enseñan en su colegio no es suficiente para que aprenda a leer. Con tantos alumnos conectados a la vez, los profesores van avanzando con los que van entendiendo la información en el momento, entonces los niños como Bastián que tienen problemas para captar y entender van quedando en el camino. En ese sentido, la Tía Sara ha sido una tremenda ayuda para mí y para mi hijo, no creo que pueda pillar una profesora mejor que ella para Bastián.

Nosotros como papás no estamos preparados para ser profesores y es súper difícil reforzarle a Bastián lo que le enseñan en el colegio, porque enseñarle a un niño no es fácil, hay formas con las que solo los profesores saben cómo llegar, más bien formas con las que solo la Tía Sara sabe cómo llegar. Lograr que un niño mantenga la atención a través de un teléfono, que quiera trabajar y que se vean avances como los que está teniendo Bastián, de verdad es una cosa que uno tiene que agradecer mucho.

Desde mi punto de vista, las clases del rescate son esenciales, más que las del colegio. Bastián aprende 50 veces más con la Tía Sara porque el trabajo es personal. Logra preguntarle cuando tiene dudas, lo que nos es posible con las clases del colegio. Por eso creo que las clases del rescate lector remoto no son simplemente un refuerzo y apoyo, son tan importantes que deberían existir para todos los niños de Chile”.

Gretchem Ziem

Profesora Primer Año Básico Escuela Particular San Juan de Temuco

Inés Saldías

Profesora Rescatista Escuela Andrés Bello de Temuco