ESTER CONTRERAS, PROFESORA RESCATISTA

“Las Profesoras Rescatistas estábamos celosamente guardadas en nuestros domicilios, recordando el feliz año 2019, cuando nos movilizábamos ágilmente por las diferentes escuelas impartiendo nuestros conocimientos en lectura. Experiencia que he vivido por más de diez años.

 

En medio de nuestros felices recuerdos, el Equipo de Rescate Lector se comunicó con nosotras ofreciéndonos un curso de capacitación, para poner en marcha el aprendizaje lector a como dé lugar. Todo se estaba digitalizando y por supuesto me inscribí. Mi coordinadora me enseñó con mucha paciencia y amabilidad, paso a paso cómo atender una videollamada.

 

Nadie imaginó que la tecnología iba a estar en primera plana en este tiempo de crisis. Las rescatistas en encierro hemos valorado lo que se puede aprender en esta nueva modalidad de vida, la que nos ha abierto nuevas oportunidades para relacionarnos. Tal como lo hemos hecho en los conversatorios sostenidos con otras rescatistas y nuestra coordinadora del Rescate Lector.

 

Estos espacios virtuales han sido valiosos, pues hemos opinado sobre el curso de capacitación, intercambiando estrategias de lectura aplicadas a los menores. Nos hemos referido a los problemas que se presentan en el camino con ellos, los incentivos-que a veces son necesarios contemplar- y el apoyo a las familias. A las que les brindamos estrategias lectoras por medio del padre y la madre. Enfatizando en la cordialidad y cariño a los niños y niñas durante todo el proceso lector, pues sabemos que en ellos quedará la huella imborrable de haber aprendido lo que les era muy difícil, por lo sabemos que hay que transformarlo en algo fácil y entretenido.

 

Fue una gran sorpresa que en medio de estos conversatorios nos invitaran a ser parte de la implementación de estrategias lectoras y apoyo familiar a través de la vía digital. ¡Tremenda sorpresa! Me alegré mucho, iba a tener invitados todos los días en mi casa, a los que podría entregarles herramientas para adquirir destreza en lectura en tiempos de pandemia.

 

Estoy encantada con mi alumna de 7 años y con su madre, mi apoderada. Llevo tres sesiones con ellas de 45 minutos cada una, en las que he podido ganarme la confianza de mi pequeña alumna y conocerlas a ambas. Debo destacar, que la madre es muy comprometida, me envía mensajes de agradecimientos y audios a mi whatsApp, lo que me incentiva a seguir superando esta valiosa entrega.

 

Este encuentro a través de la tecnología se ha vuelto vital en este tiempo de pandemia, pues ha sido una forma de no sentirme tan sola y, a nosotras como Profesoras Rescatistas, nos ha permitido seguir con encuentros de aprendizaje, en los que ganamos alumnos, papás y rescatistas. Incluso de esta forma se sigue produciendo algo mágico con los niños a los que enseñamos a leer, al dejarles un conocimiento instalado para que vuelen alto.  

 

Enseñar a través de la pantalla, por supuesto que no es lo mismo que estar en una sala de clases, manteniendo contacto con cada alumno, pero estoy segura que la imagen que se ve en la pantalla y la voz, resulta muy poderosa como instrumento para enseñar conocimientos. Aunque solo podamos usar dos sentidos”.

Gretchem Ziem

Profesora Primer Año Básico Escuela Particular San Juan de Temuco

Inés Saldías

Profesora Rescatista Escuela Andrés Bello de Temuco

Ester_Contreras_Sección_3