CAROL HERRERA, FACILITADORA DE APRENDIZAJE FUNDACIÓN ARAUCANÍAPRENDE

“Mi relación con la enseñanza de la lectura, surge de manera natural. En mis primeros años de formación básica, presenté dificultades para aprender a leer. Esta situación, provocó frustraciones en mí durante muchos años de mi vida infantil. Con esfuerzo trataba de sacar adelante mi proceso lector, mientras me marcaba la enseñanza de profesores, que dejaron huellas en mí, en la forma en que más adelante iba a relacionarme con libros, letras y escritura.

Llegué a pensar que, “yo no servía para el colegio”, hasta que mi madre, profesora normalista, decidió junto a otros profesionales especialistas entregarme muchas horas de dedicación y apoyo para que aprendiese a leer. Cuando esto sucedió, se abrió ante mí el mundo, transformando mis pensamientos, creencias e incluso ampliando mis sueños. Hoy puedo decir que la lectura fue una gran primera oportunidad para mi vida.

En la actualidad, me encuentro en un escenario único, ser Facilitadora de Aprendizaje del programa “Fomento Lector”, lo que ha sido altamente significativo e importante para mí, pues cuando los equipos educativos de las escuelas que se están capacitando con nosotros, logran que los niños se encaminen hacia el dominio del proceso lector, definitivamente cambian sus trayectorias educativas, al igual que ocurrió conmigo. Se transforma la relación con los aprendizajes que uno experimenta en una sala de clases, se les permite vivir sin exclusión ni discriminación por no saber leer tan rápido o fluido, ni comprender tan bien lo que dice un texto. Para eso trabajamos todos los profesionales de la capacitación.

Como Facilitadores de Aprendizaje, la Fundación nos ha permitido acompañar a los profesores en este convulsionado año escolar. Rápidamente están aprendiendo, innovando y buscando retroalimentación de los padres, por vías que nunca hubiéramos imaginado un año atrás. Es así como recurren a los ambientes virtuales, una llamada telefónica, una radio local, enviando guías o visitando en forma esporádica a los alumnos que se encuentran en sectores más rurales. Es lo que describen en sus mensajes y sus actividades formativas. Haciendo referencia al esfuerzo que realizan, el cansancio que siente y muchas veces la desmotivación que les causa la incertidumbre sanitaria.

 

Semana a semana los Facilitadores mediamos y acompañamos los procesos de auto aprendizaje de los profesores en capacitación. Motivándolos, buscando maneras de favorecer y potenciar, construyendo puentes hacia procesos lectores más sólidos, sistemáticos y estables a pesar de la distancia. Esta capacitación virtual, ha permitido generar instancias y espacios de aprendizaje para conversar, adoptar y manejar mejor la tecnología. Reflexionar, intercambiar y replantear las prácticas pedagógicas, para lograr que todos los niños que se encuentran en los primeros años de su educación formal en zonas urbanas y rurales de La Araucanía, aprendan a leer con una amplia diversidad de propuestas, para que puedan tener éxito y disminuyamos las brechas e inequidades que se han debelado. Atendiendo de esta forma, las necesidades de aprendizaje de una gran variabilidad de estudiantes y de familias.

 

Como Facilitadores de Aprendizaje, seguiremos apoyando durante todo este año la resiliencia de los profesores y el dominio de sus habilidades, para garantizar que muchos niños ganen en competencias y se conviertan en un futuro muy cercano en lectores independientes”.

Gretchem Ziem

Profesora Primer Año Básico Escuela Particular San Juan de Temuco

Inés Saldías

Profesora Rescatista Escuela Andrés Bello de Temuco

Carol 2